sábado, 25 de julio de 2015

5 HÁBITOS PARA SER UNA PERSONA ALEGRE



En esta serie voy a desarrollar algunos consejos sobre los hábitos importantes para tener una vida sana y feliz, pero que a primera vista no parecen serlo, sin embargo, el practicarlos tiene efecto inmediato. Fue desarrollado por la Universidad de Harvard

1. Practicar Ejercicio.

Las buenas propiedades que tiene el practicar ejercicio son ilimitadas, desde un buen ánimo, mejor estado de salud, bajar el peso, etc.

Pero lo que la mayoría de las personas ignora es que practicar ejercicio no significa solamente asistir a un gimnasio o matarse corriendo. Todo ejercicio suma, desde ir caminando al trabajo o en bicicleta, por más que sean unos pocos minutos al día, es bueno

2. Desayunar.

Desde mi punto de vista, uno de los más importantes. Salir corriendo y desesperados al colegio o trabajo es malo por un gran número de razones. Estamos de mal humor a media mañana, el apetito nos asalta de golpe y nos podemos comer cualquier cosa, sin prestar atención si es o no saludable, o aguantamos el apetito hasta el mediodía y nos comemos la cocina entera.

En cambio, desayunar bien a la mañana nos mejora el humor, pensamos mejor y llegamos más livianos al mediodía. Irónicamente, no saltarse el desayuno nos ayuda a bajar el peso. Es cierto que hay personas que les cuesta comer temprano, pero es todo cuestión de costumbre

3. Gastar el dinero en experiencias, no en cosas.

Los viajes, las aventuras, los momentos con amigos, no tienen precio. ¿Para qué gastar cientos de dólares en una pintura que quedará guardada en un sótano, si realmente podemos usar el dinero en disfrutarlo, en generar recuerdos de lazos de amistad, o con las personas que amamos?.

O ...¿para qué hacer dinero toda la vida para nunca disfrutarlo?.


4. Un carácter humilde y un espíritu decidido

Ya he hablado en entradas anteriores, las personas orgullosas tiene cubiertas gigantes que son como castillos. Su soberbia no les permite disfrutar. Un espíritu humilde es el verdadero camino. Una persona humilde es una persona agradecida

Pero cuidado, ser humilde no significa que te dejes pisar. No calles tus pensamientos y busca lo que deseas. Solamente no lo hagas creyendo que eres mejor que los demás. Suave como una paloma, pero listo como una serpiente. Fuerte, pero no rígido.

5. La postura

Zapatos cómodos y caminar erguido. Una técnica sencilla pero efectiva, porque no hay nada peor que un dolor de espalda para el humor.


lunes, 13 de julio de 2015

La Gente Humilde y la gente Arrogante



La gente Arrogante…
                …rehúsa la corrección y los consejos. Porque piensan que ya saben todo
                …Están siempre a la defensiva. Admitir corrección significaría aceptar que están equivocados
                …Trata de convencer a los demás que están equivocados y ellos están en lo cierto. El carácter de superioridad, dominante no es de agrado.
                …suelen ser muy rígidas, e imponen una disciplina rígida. Hacen todo de una manera, y si no es de esa manera, reaccionan violentamente
                …es generalmente gente complicada. Pero la Biblia nos llama a una vida de simplicidad. En parte porque deben entender todo, saber la razón de todo cuanto pasa en la vida. Quieren tener el control porque nadie puede manejar las cosas como ellas.

                …No es realmente gente feliz. Y las personas desdichadas no hacen felices a quienes los rodean. Evite estas cosas y cultive la humildad.

La gente humilde habla sin rodeos, es simple, dice la verdad, y esto los hace libres. La gente orgullosa es complicada y siente que debe hacer un gran problema de un grano de arena.


“El Señor aborrece los arrogantes” (Proverbios16:5)

miércoles, 17 de junio de 2015

Aceptar el Paso del Tiempo



El tiempo es innegociable e inevitable, pero no es nuestro enemigo. 

La resistencia a aceptarlo, es, como lo describe el pensador Sinay, igual al correr sinsentido de una rueda giratoria de hamsters enloquecidos, que según nuestra vana ilusión, nos aleja de lo inevitable y nos acerca a la juventud. 
En verdad, pelear contra el tiempo nos agota, desgasta y nos hace cruzar por la adultez y la vejez de un modo estéril y patético, privados del privilegio y el gozo de vivir.

A lo largo del tiempo vamos cambiando, pero el cambio debe ser de sabiduría, no de como cubrimos artificialmente su paso y nos creemos jovenes, "acallando lo evidente, ...engañándonos que lo que vemos es en realidad lo que somos". 

En otras palabras, el paso del tiempo y la adultez viene acompañado de una necesidad de llenar el vacío existencial. Hay quienes eligen evitar la respuestas mediante bisturi, pastillas, amantes, etc. pretender ser alguien que no es, y se convierten en desconocidos para ellos mismos.

Otros, en cambio, se aceptan como son, y buscan la realización de sus valores, se animan a aceptar su nuevo roles.

La adultez, la madurez y la vejez, no son enfermedades, por lo tanto, no se curan. Si se deja atrás esa obligación de ser siempre jóvenes se libera un enorme potencial.


viernes, 5 de junio de 2015

Honrar la Vida



Permanecer y transcurrir 
no es es perdurar, no es existir, 
ni honrar la vida! 


Hay tantas maneras de no ser 
tanta conciencia sin saber, 
adormecida... 


Merecer la vida, no es callar y consentir 
tantas injusticias repetidas... 


Es una virtud, es dignidad 
y es la actitud de identidad 
más definida! 


Eso de durar y transcurrir 
no nos dá derecho a presumir, 
porque no es lo mismo que vivir 
honrar la vida! 

Permanecer y transcurrir 
no siempre quiere sugerir 
honrar la vida! 


Hay tanta pequeña vanidad 
en nuestra tonta humanidad 
enceguecida. 


Merecer la vida es erguirse vertical 
más allá del mal, de las caídas... 
Es igual que darle a la verdad 
y a nuestra propia libertad 
la bienvenida! 


Eso de durar y transcurrir 
no nos da derecho a presumir 
porque no es lo mismo que vivir 
honrar la vida!

(Eladia Blázquez)